Inesperada presencia de agua complica rescate de mineros chilenos

Santiago de Chile. Agencias. | 18 junio de 2017


El rescate de dos trabajadores de la mina Delia II, sufrió un duro revés tras confirmarse que se encontró agua en la parte más baja del yacimiento, informaron este domingo autoridades oficiales.

Tras más de siete días de intensas labores, el rescate de los mineros Enrique Ojeda y Jorge Sánchez, atrapados hace ocho días en la veta ubicada en Chile Chico, entra ahora en una nueva estrategia.

La presencia de agua en la parte más baja de la instalación, a 200 metros, y que fue detectada por las sondas en el nivel 55, significa que Delia II está completamente inundada, sostuvo el jefe de Defensa Nacional de la Zona de Estado Constitucional de Excepción de Catástrofes, general de brigada Fernando San Cristóbal.

No obstante a eso nosotros continuaremos trabajando como se ha hecho desde el primer momento, las otras máquinas realizan sus sondeos y seguiremos las labores para sacar agua del lago que surte a la mina, agregó para recordar después que el refugio sufrió un derrumbe y una posterior inundación desde la Laguna Verde.

Por su parte, la ministra de Minería, Aurora Williams, indicó que 'el mandato que tenemos de la presidenta Michelle Bachelet desde el día 1 es diagnosticar la situación para seguir avanzando'.

Cada información dada se ha hecho de manera responsable. Fuimos a informar primero del hallazgo de agua a las dos familias a sus hogares, junto con el general San Cristóbal y la intendenta regional, Karina Acevedo, subrayó Williams.

El general tuvo una conversación telefónica con los dirigentes de la minera, y ahora lo planteamos a la prensa, destacó.

Reseña el portal Publimetro que la titular del ramo refirió que este es un accidente minero que tiene características catastróficas.

La expectativa era que en el nivel 55 hubiera un bolsón de aire, pero los niveles de agua al interior de la veta alcanzaron el mismo nivel de agua de la Laguna Verde, destacó.

En ese sentido aseguró que el diagnóstico no era buena noticia, pero que las máquinas que realizan los sondeos cuatro y cinco continúan trabajando.

También señaló que siguen desplegados todos los esfuerzos en Laguna Verde que fueron comprometidos con las familias, dirigentes y la comunidad de Chile Chico. 'Para labores como ésta se requiere de unidad'.

Williams agregó que 'hay que seguir esforzándose día a día con los trabajadores, los que están muy comprometidos. Tenemos una mala noticia. Pero hay que seguir trabajando, pues ese es el mandato, argumentó.

Continuaremos aquí en terreno. Y nos hemos puesto a disposición de las familias. Seguiremos trabajando en todos los frentes. Contamos con todos los especialistas. Hoy las posibilidades son menores pero seguiremos trabajando. No vamos a claudicar, sentenció.

El accidente se produjo hace más de siete días a causa de una inundación en la mina Delia II, de la firma Cerro Bayo, operada por la compañía canadiense Mandalay Resources, en momentos en que los dos operarios manipulaban maquinaria pesada en el interior del yacimiento.