Denuncian crueldad de autoridades estadounidenses contra inmigrantes

Ciudad de México. Agencias | 15 junio de 2017


Miles de mexicanos y centroamericanos que huyen de sus países a causa de la creciente violencia enfrentan tratos cada vez más crueles en Estados Unidos cuando buscan asilo, declaró Amnistía Internacional (AI) en un informe divulgado este jueves.

El documento, basado en decenas de entrevistas con solicitantes de asilo e inmigrantes, funcionarios y organizaciones civiles, revela cómo las medidas migratorias del bombástico presidente estadounidense Donald Trump han ocasionado que miles de centroamericanos acaben varados en México, en condiciones precarias y a merced de bandas criminales.

“En 2009, Amnistía Internacional publicó un informe detallado sobre el sistema de detención de inmigrantes de Estados Unidos, en el que destacaba sus prácticas ilegales e inhumanas. Ocho años después, el sistema estadounidense de detención de inmigrantes sigue siendo un ejemplo de régimen cruel que se ha vuelto aún más cruel”, refiere el informe.

AI documentó casos en los que agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés), obligaron a inmigrantes a retractarse en cámara de su temor por volver a su país y a firmar el retorno voluntario, bajo la amenaza de que en caso de negarse serían deportados sin derecho a volver a Estados Unidos.

En otros casos también detectaron que la CBP dio información falsa a migrantes con el objetivo de que no pudieran solicitar asilo.

“Lo que nos preocupa es que los derechos humanos y las vidas de las personas pueden ser una ficha de negociación entre los gobiernos de México y Estados Unidos, que tienen muchas negociaciones abiertas”, declaró Madeleine Penman, autora del informe “Enfrentando Muros” sobre la próxima renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Estamos ante el inicio de algo que se va a poner peor y va a afectar la vida de miles de personas”, agregó.

Amnistía Internacional recopiló testimonios y pruebas documentadas sobre expulsiones forzadas registradas entre 2016 y 2017 en puntos fronterizos de los estados de California, Arizona y Texas.

El trabajo también expone cómo miles de centroamericanos que llegan a México sin documentos son detenidos por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) pese a que expusieron el miedo de regresar a sus países, de los que huyeron por razones de violencia.

Muchos migrantes son deportados sin que se les otorgue el derecho a pedir asilo, lo cual es una violación a sus derechos y a los tratados internacionales firmados por México en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo Amnistía Internacional.

Funcionarios estadounidenses y mexicanos se reunirán jueves y viernes en Miami con representantes de Guatemala, Honduras y El Salvador para discutir cómo mejorar la seguridad y condiciones de vida en esta región, conocida como el Triángulo Norte de Centroamérica, donde la pobreza y la violencia hace que decenas de miles de personas emigren cada año a Estados Unidos.