Activistas e inmigrantes cautelosos ante anuncio sobre continuidad de programa DACA

Austin. Mundo Hispánico. | 17 junio de 2017


Activistas proinmigrantes y líderes comunitarios de Texas dijeron el viernes 16 de junio que el temor permanece a pesar del anuncio del Gobierno Federal de que no eliminará inmediatamente el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

La medida, creada por el presidente Barack Obama, beneficia a inmigrantes que llegaron al país cuando eran niños y les otorga alivio de la deportación y permisos de trabajo, entre otros beneficios.

Autoridades de la Casa Blanca dijeron el viernes que el presidente Donald Trump aún no ha tomado una decisión a largo plazo acerca de qué pasará con DACA y que no se descarta que eventualmente cumpla con su promesa de campaña de eliminar el beneficio migratorio y deportar a los amparados a la medida. El anuncio sobre DACA surgió al mismo tiempo de que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) eliminó DAPA, una medida que, de haber entrado en vigencia, habría beneficiado a los padres indocumentados de residentes permanentes y ciudadanos estadounidenses.

“No se ha tomado una decisión final sobre DACA, el cual el presidente ha subrayado que debe ser manejado con compasión y corazón”, dijo Jonathan Hoffman, el secretario asistente de asuntos públicos del Departamento de Seguridad Nacional.

El Departamento anunció el jueves 15 de junio que el programa continuará, lo que beneficiará a unos 800,000 inmigrantes amparados a la medida.

“Mientras que el gobierno dice que el programa continuará, DHS ha perseguido a beneficiarios de DACA a lo largo del país para deportarlos”, dijo Cristina Tzintzún, directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Jolt Texas, que se enfoca en problemas que afectan a la comunidad latina en el estado. “Además, el gobierno continúa señalando a los inmigrantes como criminales y promueve una política de deportación masiva que lastimará a los beneficiarios de DACA y desgarrará a las comunidades latinas e inmigrantes”.

Aunque otros alabaron al presidente.

“Está avanzando la restauración de nuestra forma republicana de gobierno”, dijo Tom Fitton, presidente de Judicial Watch. “Luego, se acabará la amnistía ilegal de los ‘Dreamers’ para jóvenes indocumentados y adultos”.

En febrero, oficiales federales de migración pusieron bajo custodia a más de medio centenar de indocumentados en Austin, la capital de Texas, una ciudad considerada ‘santuario’ para inmigrantes. La acción generó protestas y tensión en la comunidad e incluso hizo que muchos padres ya no enviaran a sus hijos a la escuela.

Los educadores de Austin decidieron entonces brindar información a los estudiantes sobre qué hacer en caso de tener un encuentro con oficiales de migración y el sindicato de maestros Education Austin ofreció talleres y foros para la comunidad.

La ley federal establece que las escuelas deben ofrecer educación a todos los estudiantes, independientemente de su situación migratoria. El Distrito Escolar de Austin, como muchos otros a lo largo del estado y del país, aprobaron resoluciones en las que declararon su apoyo a los estudiantes indocumentados y sus familias.

Montserrat Garibay, vicepresidenta de Education Austin dijo que los maestros del Distrito que cuentan con DACA permanecen preocupados, sobre todo ahora que Texas también aprobó una ley que permitirá a los policías indagar sobre la situación migratoria de las personas.

Garibay dijo que conoce de estudiantes con DACA que han sido detenidos y cuestionados por las autoridades y que ellos aún tienen temor.

“Somos cautelosamente optimistas”, dijo Garibay. “Por ahora, ellos no serán deportados y no tienen que preocuparse de que les van a retirar DACA, pero por otro lado hemos visto a estudiantes beneficiarios que han sido detenidos e interrogados… y algunos deportados”.

Con información del Austin American-Statesman, periódico hermano de MundoHispánico.