Canarias tendrá una sede de ONG Open Arms para acoger inmigrantes llegados de África

Las Palmas. EFE. | 17 junio de 2017


El Gobierno de Canarias y la organización no gubernamental Proactiva Open Arms han alcanzado este sábado un acuerdo para que a corto plazo se sitúe en las islas una sede y uno de los barcos de la asociación, que augura un incremento en la inmigración desde África por la desigualdad y los conflictos.

Esta es una de las conclusiones de la reunión que celebraron en Santa Cruz de Tenerife el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, con representantes de Proactiva Open Arms, organización que ha rescatado a miles de inmigrantes en el mar Mediterráneo que llegan a Europa huyendo de los conflictos y de la pobreza.

A la reunión también asistió la consejera canaria de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, quien explicó en declaraciones a los periodistas que es importante que un barco de la ONG pueda estar atracado en las islas y salvar a las personas que se juegan la vida cruzando de un continente a otro.

"Canarias vive muy de cerca este drama humano de la inmigración masiva de personas que buscan una mejor vida en otro continente y que atraviesan el mar en condiciones de absoluta inseguridad y desprotección", precisó Valido.

Este fenómeno "no es nada ajeno a los canarios", que saben "de las durísimas noticias que hoy se escuchan en el Mediterráneo y que en algunas ocasiones encontramos en nuestro mar, entre Canarias y África, en donde mucha gente se ha quedado", lamentó la consejera.

El director de Proactiva Open Arms, Óscar Camps, señaló que donde realmente tiene sentido situar la base de la ONG es en Canarias, la región más cercana a África y en donde "se acercan tiempos en los que habrá mucho más flujos" migratorios, pues la desigualdad, los conflictos y la venta de armas no se detienen y sus afectados "van a seguir jugándose la vida en el mar".

A esta situación se suma el hecho de que "tenemos el cambio climático tocándonos la puerta", se calcula que entre cien y 150 millones de personas se desplazarán "y evidentemente si las fronteras siguen cerradas, lo harán por mar, y será ahí donde se jueguen la vida", alertó Camps.

Agregó que corresponde al Gobierno de Canarias decidir dónde sitúa la base para la ONG, que se adaptará a esta "generosa respuesta", y detalló que en 2015, en su actuación en el Egeo, Proactiva Open Arms rescató a más de 9.000 personas en unos meses y ayudó a desembarcar a 135.000.

Durante su operativo en Lesbos fueron 840.000 las personas rescatadas, lo que calificó de "brutal", y en la zona del Mediterráneo central se cumplirá este domingo su primer año de actuación con 16.000 personas atendidas en 2016 y 4.800 en los meses transcurridos de este año.

Este sábado están desembarcando en Italia 500 personas que se rescataron el viernes, dijo el director de Proactiva Open Arms, quien criticó la ausencia de respeto a los derechos humanos en el mar.

Por ello la ONG plantea además que se cree un observatorio internacional de los flujos migratorios por mar, que es donde a veces "los gobiernos no quieren mostrar lo que realmente ocurre y los periodistas no llegan para informar de lo que está ocurriendo".

Ahora mismo el Mediterráneo central se ha convertido en un cementerio, una de las regiones más mortíferas para los inmigrantes, añadió Camps, quien consideró que "quizás podamos ser una herramienta útil no para denunciar solamente, sino para humanizar a las administraciones".

Al respecto, detalló que más del 95 por ciento del presupuesto de la ONG se obtiene por donaciones privadas y así desea continuar para mantener "cierta independencia" en su labor sin compromisos políticos "de ningún tipo".

Proactiva Open Arms presentará el martes en Galicia los trabajos de reparación de su barco, a punto de nuevo para reanudar la navegación, y continuar su labor de, además de salvar vidas, "sensibilizar" para que la inmigración no deje de ser noticia "y necesitamos que la sociedad se indigne igual que nosotros".

"Nuestra presencia en el mar nos convierte en testigos incómodos de lo que ocurre y hace que la administración también rescate, como hace poco efectuó la Armada española", precisó Óscar Camps, quien se congratuló de que está bien "que le demos una utilidad más" a los barcos militares.

"No dejaremos de estar allí a pesar de las amenazas veladas que podamos recibir", puntualizó el director de la organización humanitaria de rescate en el mar.