Dreamers ganan batalla y evitan deportaciones

Washington. El Universal. | 17 junio de 2017


El Programa de Acción Diferida para Jóvenes llegados en la Infancia (DACA), la medida propuesta por el ex presidente Barack Obama para proteger a centenares de miles de jóvenes indocumentados en territorio estadounidense —los denominados dreamers—, no sufrirá ninguna modificación al menos por el momento, informó el gobierno del presidente Donald Trump.

Entre la decepción de los inmigrantes indocumentados por la rescisión de DAPA, un programa parecido para los padres de los jóvenes con DACA, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos anunció casi a escondidas que “se mantendrá efectiva” la protección a más de 750 mil jóvenes.

DAPA, así como una expansión de DACA, estaba prácticamente “muerto” desde que quedó bloqueado en la justicia, antes incluso de que se pudiera implementar.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, señaló justo que la decisión sobre el DAPA “fue solamente limpiar un poco la casa y quitar el memorándum”.

El DACA, uno de los legados estrella de Obama en su política migratoria, seguirá invariable “en sus términos originales”, tal y como se aprobó y aplicó desde mediados de junio de 2012.

Pese al revés que supone la supresión de cualquier pelea judicial para la resurrección de DAPA y DACA expandido, que la administración mantenga la protección a centenares de miles de jóvenes es una noticia positiva, al menos por ahora.

“Es un paso positivo que llega sin sorpresa”, dijo a EL UNIVERSAL César Vargas, primer abogado indocumentado de Nueva York y líder de la asociación DREAME Action Coalition.

“El presidente reconoce que no puede atacar a los dreamers sin enfrentarse a una reacción violenta a nivel nacional e internacional”, añadió. Para Lorella Praelli, icono de los dreamers y directora de políticas migratorias de la asociación ACLU, “la única certeza en EU de Trump es la incertidumbre, y ningún memorándum va a cambiarlo”.

“Lo más importante es que DACA sigue vigente”, dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, quien prometió “seguir luchando” para que siga existiendo para proteger a los migrantes de los ataques del gobierno Trump. En las últimas semanas aparecieron reportes de dreamers detenidos y en procesos de remoción del país. El argumento del DHS es que los jóvenes detenidos habían cometido algún delito.

“El programa DACA se mantiene, pero es vulnerable porque agentes de Trump han sido encontrados deportando y deteniendo jóvenes con DACA en sus campos de detención”, aseguró en un comunicado Greisa Martínez, dreamer y directora de la asociación United We Dream. “Nos están intentado distraer con el estira y afloja con DACA mientras su máquina de deportación procede a máxima velocidad”, criticó a su vez Praelli.- Víctor Sancho