Liberan a madres indocumentadas y sus hijos detenidos durante meses en Berks, Pennsylvania

Los Ángeles, California. Univisión | 9 agosto de 2017


Dos inmigrantes centroamericanas junto a sus hijos menores de edad que permanecían detenidos en el centro de detención familiar de Berks, Pennsylvania, fueron liberados en los últimos días mientras las cortes de inmigración resuelven sus casos de asilo.

El martes, un juez ordenó la inmediata liberación de la inmigrante hondureña Teresa y su hijo Tomás, quienes permanecieron casi dos años privados de libertad tras ser detenidos en la frontera.

A finales de julio, la señora ‘D’, otra inmigrante centroamericana y su hijo de cuatro años de edad, quienes también pidieron asilo, fueron liberados. La mujer tiene una orden de deportación en ausencia por no haber asistido a una audiencia ante la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Los arrestos de ambas madres y pequeños, junto a otro grupo de inmigrantes que huyeron de sus países a causa de la violencia de las pandillas, ha desencadenado protestas, cartas de políticos y huelgas de hambre en demandas de libertad.

Los jueces que ordenaron las liberaciones tomaron en cuenta opiniones de cortes federales, en cuanto a que los niños arrestados cerca de la frontera con México tienen “derecho al debido proceso migratorio”.

Los nombres de los inmigrantes fueron cambiados para proteger sus identidades mientras las cortes de inmigración resuelven sus futuros en Estados Unidos.