Activistas exigen al Congreso: «Ni un dólar» para «máquina de deportaciones»

Washington. La Opinión | 9 agosto de 2017


La “mano dura” de la Administración Trump contra los inmigrantes sólo augura más redadas, arrestos y deportaciones, por lo que este miércoles activistas comunitarios lanzaron una campaña multifacética para exigir que el Congreso no apruebe “ni un dólar” más para la “máquina de deportaciones” que separa a las familias.

Durante una conferencia telefónica con periodistas organizada por el Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM, en inglés), los activistas señalaron que la campaña “Ni un dólar” envía un mensaje de hartazgo con las medidas policiales de la Administración Trump contra los inmigrantes.

El presidente Donald Trump ganó con promesas de combatir la inmigración ilegal y resguardar la seguridad fronteriza, y su solicitud presupuestaria para el año fiscal 2018 incluye un aumento por $5,400 millones para esa meta.  La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Patrulla Fronteriza ya reciben $19,000 millones al año para sus operaciones policiales.

“Si el Congreso apruebe estos fondos, eso se traducirá a más redadas, más instalaciones de detención, más agentes de ICE y más deportaciones, lo que conllevaría más separación de familias inmigrantes”, advirtió Kica Matos, portavoz de FIRM, que aglutina a 44 organizaciones en 31 estados y la capital estadounidense.

El objetivo de la campaña es frenar los fondos destinados a la “maquinaria de deportación de Trump”, y tiene tres exigencias: cero fondos para expandir las operaciones policiales en la frontera sur y al interior del país; ni un centavo para “ese estúpido muro”, para cárceles privadas y para más camas en los centros de detención y, por último, la protección de los “Dreamers” y del resto de los inmigrantes indocumentados, explicó Matos.

“Ni un dólar” para el asedio de inmigrantes

La campaña se apoyará en voces de las familias inmigrantes, incluyendo “Dreamers” y beneficiarios del “TPS”; visitas a los distritos electorales; talleres de capacitación y activismo para hijos nacidos en EEUU de padres indocumentados; una “robusta” campaña de mensajes en las redes sociales, y movilización de votantes para las elecciones legislativas de 2018 y las presidenciales de 2020.

Sara Cullinane, directora estatal de “Make The Road New Jersey”, dijo que entre el viernes y lunes próximos, su grupo realizará un taller de capacitación con jóvenes latinos nacidos en EEUU, como parte de los esfuerzos de crear una nueva “vanguardia” en el movimiento pro-inmigrante. También hará protestas y vigilias frente a las oficinas del congresista republicano Rod Freylinghuysen toda la próxima semana.

El primer taller se realizó recientemente en Miami, y habrá otro con cerca de un centenar de jóvenes en Las Vegas (Nevada) el próximo martes, en el quinto aniversario de la puesta en marcha del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

El legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, afirmó que su partido votará y seguirá votando contra cualquier esfuerzo por aprobar presupuestos que “perjudiquen a las familias inmigrantes, y alentó a otros grupos progresistas a que se sumen a esta causa.

Angélica Salas, directora ejecutiva de la organización angelina “CHIRLA”,  calificó de “indignante” que haya “más de medio millón de inmigrantes” con órdenes de deportación, y más indignante aún que “toda esta persecución y castigo sea posible por nuestro dinero como contribuyentes”.

Salas elogió que ayer mismo, el concejo de Los Ángeles decidió que la ciudad no aportará fondos para la construcción del muro fronterizo, y alentará a contratistas a que participen en esa lucha.