Gobierno de Perú ayuda a los inmigrantes

Lima. Agencias | 10 agosto de 2017


Ante la crisis actual, muchos venezolanos huyen a otros países de Sudamérica. En Perú, el gobierno quiere darles la posibilidad de un nuevo comienzo: un permiso de residencia y trabajo.

Max Coloma (33 años) comparte un apartamento pequeño en el distrito de San Martín de Porres, uno de los suburbios más pobres de Lima, donde la delincuencia pulula cuando cae el sol. Pero para el exabogado venezolano esto no importa.

Cuando vino a Perú hace cerca de dos años, Coloma comenzó a hacer arepas, un tipo de pan de harina de maíz que se vende en todas partes en Venezuela. Esperaba en paradas de autobús y otros lugares concurridos para vender estas exquisiteces tradicionales venezolanas a los transeúntes. Ahora su empresa se ha convertido  en un servicio de entrega a domicilio. Trabaja en la cocina de su apartamento. Los simples emparedados se han convertido en una forma única de comida fusión, mezclando la cocina peruana con recetas de su país natal, Venezuela.

"Al principio, los peruanos se mostraban un poco recelosos de mi comida. Supongo que son un poco quisquillosos con la comida, muy orgullosos de sus platos tradicionales", dice Coloma riendo. "Pero una vez que comenzaron a probarla, en realidad les gustó mucho. Ahora la publicidad de mis entregas se hace principalmente de boca en boca", dijo a DW.

La historia de Coloma es solo uno de los muchos ejemplos de las habilidades empresariales que tienen los miles de venezolanos que han llegado recientemente e intentan forjarse una vida en la vibrante capital de Perú.

En febrero de este año, Perú concedió una primera tanda de permisos temporales de trabajo para todos los venezolanos que residían en el país en ese momento, dándoles así la oportunidad de abrir un negocio o comenzar un trabajo. Este Permiso Temporal de Permanencia (PTP) le dio a los venezolanos la posibilidad de trabajar legalmente por un año, después del cual pueden solicitar una extensión.

Los venezolanos que no tienen antecedentes penales e ingresaron al país legalmente pueden pedir el permiso. Inicialmente, 5.000 PTP fueron expedidos, pero de acuerdo a estadísticas del gobierno, 11.000 venezolanos lo han recibido después de que el periodo fue extendido la primera vez.

Mientras tanto, Max Coloma dice que se quedará en Perú e intentará abrir un restaurant de comida fusión. Incluso si el gobierno venezolano cayera hoy y esto preparara el camino hacia la estabilidad política, Coloma cree que ya se ha hecho tanto daño a la sociedad que se necesitará al menos 10 años para repararlo.

"Tengo que ser realista", dice. "Estos son los años productivos de mi vida. Ahora estoy construyendo una vida aquí en Lima y sería un problema si yo tuviese que dejar eso atrás para comenzar de nuevo desde cero por segunda vez".