Taxistas ticos organizan huelga nacional contra aplicación Uber

San José. Agencia PL | 15 junio de 2017


La Unión de Taxistas Costarricenses prepara una huelga nacional para rechazar fallos del Consejo de Trasporte Público (CTP) y de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) de que carecen de facultad para bloquear la aplicación Uber. En sendas resoluciones emitidas este miércoles, ambas entidades coincidieron en asegurar que no poseen competencia legal para bloquear Uber, una aplicación de transporte privado de personas en Costa Rica.

Revisada la Ley y su Reglamento, no existe norma de rango legal ni intralegal que faculte a la Aresep a bloquear un sistema o plataforma digital, medio tecnológico o red social, que facilite la prestación de un servicio público (transporte remunerado de personas) en forma ilegal, apunta el fallo.

Agrega que la Superintendencia de Telecomunicaciones, una dependencia de la Aresep, tampoco tiene potestad para efectuar una desconexión de esta naturaleza, así como existe un pronunciamiento de la Procuraduría General de la República que apoya esta teoría de que la Administración no tiene facultad para bloquear así un software o aplicación.

El representante de la Unión de Taxistas Costarricenses, Rubén Vargas, calificó de burla esas respuestas y de inmediato adelanto que se lanzarán a las calles a finales de junio o principios de julio venidero.

Resulta un llamado para toda la fuerza roja (color de los taxis en este país), a todos los grupos y todos los foros, todos los taxistas del país, señaló.

Destacó que 'nos vamos a reunir el próximo martes para finiquitar detalles, pero la marcha va y va a ser contra la Aresep y el CTP para exigirles que actúen, porque ellos sí pueden hacerlo, pero el nivel de inoperancia es increíble, o más bien de operancia, pero en nuestra contra'.

Vargas denunció que en lo corrido de este año 600 taxistas perdieron su placa por no poder cambiar de vehículo y el año pasado esa cifra fue de 400. Esto significa que en menos de dos años mil familias se quedaron sin sustento por la inoperancia de la Policía de Tránsito, de los tribunales de justicia, del CTP, de la Aresep y del Presidente.

Indicó que desconoce por cuánto tiempo podrán mantener la lucha en el marco de la legalidad, y señaló que andan buscando algún diputado de la Asamblea Legislativa que los ayude con un proyecto que permita devolverle las placas a esos compañeros.