SIECA prevé aumento de comercio regional en Centroamérica

Managua. Agencias | 9 agosto de 2017


Con una proyección de crecimiento mundial de 3.5% para 2017, el desempeño económico global seguirá sujeto a condiciones de baja inversión y productividad, agudizadas por una situación de bajo crecimiento del comercio y tensiones geopolíticas en algunas regionales del mundo, Centroamérica mejora sus perspectivas, dice un informe de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

“Centroamérica continúa mostrando un desempeño económico favorable con tasas de crecimiento por encima del promedio latinoamericano, sin embargo, aún se conjugan en la región una serie de realidades heterogéneas y desafíos comunes”, señala.

En materia de producción, Centroamérica aún debe abordar temas tales como condiciones climáticas extremas, baja productividad, y reformas a los elementos claves de la facilitación del comercio, mientras que en materia fiscal, los datos renuevan la preocupación del ICEFI, de que la persistencia de problemas fiscales exige el inicio de discusiones amplias y profundas que permitan a los Estados del istmo lograr acuerdos estructurales que resuelvan la carencia de los recursos fiscales que cada país necesita para financiar su gasto y, consecuentemente, atender el acceso a los derechos básicos de la población, en una dimensión que implique la garantía de suficiencia y sostenibilidad de largo plazo, dice SIECA.

Se espera que las exportaciones e importaciones de Centroamérica repunten en 2017, producto de condiciones climáticas menos desfavorables que el año anterior, además de un favorable desempeño económico en Estados Unidos y la persistencia de precios bajos del petróleo.

Por otra parte, entre los riesgos a la baja se pueden mencionar el alto grado de incertidumbre a nivel internacional, la tendencia hacia un dólar más fuerte y precios de materias primas (especialmente hidrocarburos) más estables o el alza.

Además, la posición externa podría resultar más comprometida si fuesen afectados los flujos de inversión extranjera directa por la implementación de políticas agresivas que promuevan la repatriación de capitales.

Según SIECA, se vuelve necesario continuar con los esfuerzos en materia de facilitación del comercio y la reducción de costos logísticos que promuevan el desempeño competitivo.

La introducción de mejoras tecnológicas en los procesos burocráticos y la inversión en capital humano puede lograr un mejoramiento en los niveles de innovación de la región, aumentos de la productividad y por ende fomentar el crecimiento económico sostenido.

Las perspectivas de corto plazo para Centroamérica incluyen la combinación de factores exógenos y endógenos, pero sobre todo demandan la buena gestión de los riesgos internos de la región como la sostenibilidad fiscal, así como los determinantes externos como son las posibles fluctuaciones en los tipos de cambios, los movimientos de relocalización del capital y la exposición a un incremento en el proteccionismo comercial.

 “A pesar de esto, las perspectivas de corto plazo vislumbran una Centroamérica cercana al umbral de crecimiento económico del 4%, resistente al pesimismo observado en otras regiones de América Latina, y con un escenario comercial de potencial recuperación en un ambiente de revitalización de la demanda de parte de los centros industriales”, destaca la SIECA.

Las proyecciones de crecimiento económico para Centroamérica en 2017 enfrentan riesgos significativos a la baja, debido a un entorno externo menos favorable.