Autoridades de Honduras intensifican búsqueda de hijo de excomisionado vinculado a lavado

Tegucigalpa, Honduras. Agencia EFE | 10 agosto de 2017


Las fuerzas de seguridad de Honduras realizan este jueves operativos en diversos puntos del país para dar con un hijo del excomisionado policial Jorge Barralaga, que tiene orden de captura por presunto lavado de dinero ligado al crimen organizado, informó una fuente oficial.

Jorge Alberto Barralaga, hijo del comisionado de la Policía hondureña detenido por presunto lavado de dinero ligado al crimen organizado, es buscado por "dos equipos" de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), dijo a periodistas el portavoz de esa institución, Jorge Galindo.

Agregó que otros dos equipos investigan cómo el hijo del exalto oficial ingresó el día 3 a Honduras procedente de Estados Unidos sin ser detenido a pesar de que hay una orden de aprehensión en su contra.

Un día después, las autoridades hondureñas suspendieron a un agente migratorio asignado al aeropuerto Toncontín, de Tegucigalpa, presuntamente por no alertar a las fuerzas del orden del ingreso al país del joven.

Jorge Alberto es acusado por la Fiscalía hondureña por el delito de lavado de dinero ligado al crimen organizado, por lo que las autoridades han procedido a asegurar sus bienes y cuentas bancarias en el país.

Galindo afirmó que los operativos de búsqueda se "han intensificado" pero no ofreció detalles para, dijo, "no entorpecer el proceso de investigación".

El excomisionado policial está en la Penitenciaria Nacional, la principal cárcel de Honduras, ubicada al extremo norte de Tegucigalpa, donde afronta prisión preventiva decretada el sábado pasado por la Justicia hondureña por el delito de lavado de dinero ligado al crimen organizado.

Por el mismo delito están detenidas también Reyna Ayala y Edith Xiomara Roca, esposa y cuñada de Barralaga, respectivamente, y Montse Paola Fraga, esposa de Wilter Blanco Ruiz, hondureño extraditado en marzo pasado a Estados Unidos desde Costa Rica por tráfico de drogas.

Los cuatro acusados fueron detenidos el pasado 30 de julio en las ciudades de Tegucigalpa, La Ceiba y Tocoa, centro y Caribe del país centroamericano.

Según el Ministerio Público, en los últimos meses "se movieron más de 1.900 millones de lempiras (80,7 millones de dólares) entre cuentas relacionadas de los imputados".

Barralaga fue dado de baja de la institución en 2011 al estar involucrado en la fuga de cuatro policías condenados dos años después por el asesinato de dos universitarios el 22 de octubre de ese año, uno de ellos hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma del país, Julieta Castellanos.